beneficios del AOVE

Estos son algunos beneficios que tiene el AOVE en la salud

Las cualidades químicas de los Aceites de Oliva Virgen Extra lo han convertido en un elemento esencial de cualquier dieta, gracias a los múltiples beneficios que aporta a nuestra salud y bienestar. Por estos méritos propios se ha ganado el nombre de “Oro líquido” y se ha convertido en rey de la dieta mediterránea.

¿Por qué el AOVE tiene tantos beneficios en la salud?

En los alimentos se encuentran dos tipos de grasas:

  • Instauradas, que a su vez pueden dividirse en monosaturadas y poliinsaturadas, a las que se califica como “buenas”. La más representativa es el ácido oleico, abundante en el AOVE. Cuantas más grasas insaturadas introduzcamos en nuestra dieta en detrimento de las grasas saturadas, más fácil será mantener niveles normales de colesterol sanguíneo.
  • Las saturadas, también conocidas como “malas”, que, en consumo excesivo, aumentan el nivel de colesterol.

El principal componente del AOVE es el ácido oleico, un monoinsaturado que potencia los efectos beneficiosos para la salud. Además, el AOVE, es rico en vitaminas importantes para la salud como A, D, E y K.

Por todos estos motivos, ha sido objeto de investigación durante muchos años.

Recomendaciones para potenciar los efectos positivos del Aceite de Oliva Virgen Extra

El tipo de grasa que incluimos en nuestra dieta influye, por un lado, en el sabor, y, por otro, en nuestro metabolismo y nuestra salud. Por esto, la OMS recomienda incluir en nuestra alimentación las grasas poliinsaturadas, como las que posee es el Aceite de Oliva Virgen Extra, que, entre otras cosas, nos ayudará a aportar energía a músculos, corazón y otros órganos.

Para sacarle todo el partido al AOVE, es conveniente consumirlo de la siguiente forma:

  • En crudo: en ensaladas o con una rebanada de pan.
  • En cantidades adecuadas: una o dos cucharadas al día bastan.
  • De manera habitual y preferiblemente en ayunas.

Ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares

La composición de ácidos grasos insaturados y antioxidantes presentes en el AOVE contribuyen en la prevención de enfermedades cardiovasculares, especialmente el colesterol.

El ácido oleico es un tipo de ácido monoinsaturado de la familia de los ácidos grasos omega-9 que ayuda a reducir el colesterol malo (LDL) al tiempo que mantiene el bueno (HDL). El HDL tiene la capacidad de reducir los tapones que se forman cuando las partículas del LDL (malo) se pegan a las arterias. Ayuda, por tanto, a mejorar la circulación sanguínea y disminuir la presión arterial.

Por su parte, los ácidos grasos omega-3 son un tipo de grasa poliinsaturada que protegen a la sangre frente al daño y el envejecimiento celular.

Reduce el riesgo de padecer diabetes de tipo 2

La oleouropeína, presente en la pulpa de la aceituna y en las hojas del olivo, se asocia con la reducción de la glucemia (es decir, los niveles de glucosa en la sangre), por lo que ayuda en la prevención de la diabetes de tipo 2.

Propiedades antiinflamatorias

Otro de los componentes que se encuentra en el AOVE es el oleocantal u oleocanthal, un compuesto orgánico responsable del sabor picante del aceite.

Su importancia radica en las propiedades antiinflamatorias similares al ibuprofeno, las cuales se asocian con la reducción del dolor de las articulaciones sin los efectos adversos que acompañan a la farmacoterapia empleada en este tipo de dolores.

Se relaciona con la protección del deterioro cognitivo

Cada vez son más los estudios que revelan la importancia del AOVE a nivel cognitivo. Las grasas saludables monoinsaturadas y la vitamina K son algunas de las propiedades que protegen la capacidad de aprendizaje y la memoria.

Varias investigaciones científicas revelan que puede ayudar a proteger el cerebro de los síntomas que presenta el Alzheimer y el deterioro cognitivo relativo a esta enfermedad.

Refuerzo del sistema inmunológico

Los antioxidantes y nutrientes esenciales ricos en los AOVEs, presentes en una ingesta habitual, pueden proteger frente a agentes infecciosos, puesto que participan en la modulación de determinadas funciones.

Ayuda a fortalecer los huesos

El Aceite de Oliva Virgen Extra es un gran aliado a nivel óseo:

  • Por un lado, según recientes estudios, podría ayudar a prevenir la pérdida de densidad ósea. Sin duda, el AOVE “ejerce una acción positiva sobre la salud ósea” debido a las propiedades antioxidantes y antiinflamatorias que lo convierten en un posible candidato para la prevención de la osteoporosis.
  • Por otro, las vitaminas D y K estimulan la absorción del calcio en los huesos y ayudan a una mejor mineralización de los huesos.

Ayuda en la digestión

A nivel digestivo también tiene una gran importancia:

  • Los ácidos insaturados presentes en el AOVE ayudan a reducir la secreción y evitar la acidez en el estómago.
  • Estudios demuestran que las dietas ricas en grasas insaturadas, en relación con las saturadas, ralentizan el vaciado intestinal, por lo que se facilita la digestión.
  • La oleiletanolamida, que se sintetiza en el intestino a partir del ácido oleico, da sensación de saciedad, por lo que resulta beneficioso en una dieta de adelgazamiento.

Protección de la dermis

Dentro de los tocoferoles, la vitamina E (también conocida como vitamina de la juventud) es el más activo biológicamente. Junto con otros antioxidantes, protege la piel ante los factores externos y ayuda a reparar otras partes del cuerpo, como el cabello o las cutículas.

Propiedades anticancerígenas

En las aceitunas y, por ende, en los AOVEs se encuentra el hidroxitirosol, un compuesto fenólico que ayuda a prevenir el cáncer.

El Aceite de Oliva Virgen Extra es un gran aliado en la salud por todas las cualidades anteriormente mencionadas. En nuestra tienda de La Comunal encontrarás una amplia variedad que garantizan todos los beneficios dependiendo de tus gustos.