Aceite de Oliva Virgen Extra AOVE grasa vegetal saludable salud gastronomía cocina La Comunal

Aceite de Oliva Virgen Extra: un ingrediente saludable esencial en tu cocina

Como estamos seguros de que sabrás, y ya hemos comentado de forma detallada en anteriores publicaciones en este blog, el Aceite de Oliva Virgen Extra es un ingrediente básico y esencial para entender el reconocimiento actual de la Dieta Mediterránea a nivel mundial.

El Aceite de Oliva Virgen Extra no solo aporta a esta cultura gastronómica un sabor único y totalmente diferencial, sino que ofrece la posibilidad de potenciar los matices del resto de alimentos presentes en cada plato, y muy especialmente cuando se emplea como grasa vegetal para la elaboración de recetas más complejas.

Pero más allá de este aspecto, es preciso poner de manifiesto, además, que el AOVE destaca frente a otras grasas vegetales y animales que se pueden utilizar a nivel culinario por sus múltiples propiedades saludables.

Gracias a su alta concentración en polifenoles y ácidos grasos monoinsaturados, el Aceite de Oliva Virgen Extra es considerado, por méritos propios, como un superalimento, ya que no solo cumple con creces su finalidad funcional en la elaboración de recetas, sino que también tiene la capacidad natural de incorporar a nuestro organismo nutrientes que son, y serán, fundamentales para el mantenimiento óptimo de nuestra salud a corto, medio y largo plazo, aportando la energía necesaria para el desarrollo de nuestro día a día y, al mismo tiempo, ofreciendo un instrumento de prevención frente a un gran número de enfermedades y patologías degenerativas.

En este sentido, a diferencia de otras grasas vegetales o animales como el aceite de girasol, la margarina o la mantequilla, diferentes organismos relacionados con la nutrición y la medicina, como la Fundación Española del Corazón, han resaltado todos y cada uno de los beneficios que actualmente se conocen sobre la ingesta de Aceite de Oliva Virgen Extra, entre los que destacan la reducción del riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular, su influencia natural para la reducción de los niveles de colesterol LDL sin afectar a la presencia en sangre de colesterol HDL o su capacidad para controlar la obesidad y disminuir la probabilidad de sufrir una diabetes tipo II.

Y no solo eso. Día tras día, se publican nuevos resultados de investigaciones científicas que añaden beneficios adicionales a la larga lista de propiedades saludables del AOVE.

Por todo ello, se puede afirmar que el Aceite de Oliva Virgen Extra es, sin lugar a dudas, un ingrediente saludable que debe estar presente, de forma habitual, en tu cocina.